Receta para Enamorados S.Valentín 14

San Valentín
San Valentín

A abuelagapita siempre le ha gustado celebrar San Valentín con su marido, en sus tiempos el menú consistía, en los platos que más le gustaban a su marido, un buen caldo y conejo al horno con un “alioli” que ella hacia muy bien. Consistía en batir un buen aceite con ajos y de postre, peras al vino.

Pero para este menú que hemos elaborado, hemos contribuido con sus nietos, y es fruto de un estudio  hecho en nuestro laboratorio de cocina, y de las personas que colaboran con “abuelagapita”. Esperamos y deseamos que sea de vuestro gusto y que podamos contribuir a que sea una noche feliz para muchas parejas. Este menú es de fácil preparación y de bajo coste.

Entrantes: Cóctel de Marisco

Ingredientes:

Ingredientes (para 2 personas)
– 250 gramos de Langostinos
– 1 mango
– 2 huevos duros
– 4 barritas de surimi o cangrejo
– 10 ml. de salsa de tomate
– 100 ml de mayonesa
– un chorrito de coñac (opcional)
– 2 cogollitos de Tudela (Lechuga)
– una pizca de sal
Preparación:
Pelamos los langostinos, procurando que no les queden cascaras, y los cortamos en trocitos de unos 2 cm. reservando los dos más grandes para adornar la copa. Picamos la lechuga y la aderezamos con un poco sal y aceite, poniéndola en el fondo de la copa. Los palitos de cangrejo, el huevo duro y el mango los partimos y mezclamos, lo juntamos con los langostinos. Para hacer la mayonesa echamos en un bol un huevo, una pizca de sal un poco vinagre y un chorrito de coñac, lo batimos y añadimos la salsa de tomate, mezclandolo todo. Para montar la copa, primero la lechuga y luego el resto, añadiendo la salsa por encima y colocando el langostino entero.
Coctel de Marisco.
Cóctel de Marisco.

Espárragos rellenos:

Ingredientes:

– 4 esparragos

-1 aguacate

– 1 huevo duro

– 200 ml. mayonesa

Preparación:

Cortamos los espárragos por la mitad. Sobre una bandeja de horno colocamos las cuatro mitades y rellenamos con el jamón el aguacate y el huevo duro (bien picado), añadimos por encima la otra mitad de cada esparrago.

Una vez hecho esto, les agregamos la  mayonesa por encima de modo que los cubra por entero y los metemos al horno (grill) durante cinco minutos aproximadamente, hasta que la mayonesa empiece a adquirir un cierto toque dorado. Y listos para comer.

Espárragos rellenos.
Espárragos rellenos.

Solomillo de cerdo con ajitos y salsa de mostaza.

Se le añade al solomillo entero un poco de sal por ambos lados, se pican varios dientes de ajo en laminas y  algunas de ellas se le incorporan al mismo solomillo para que adquiera mas sabor.

Ponemos en una sarten aceite, y cuando este bastante caliente añadimos el solomillo entero para que se fría por ambas partes, una vez que esta bien sellado y dorado, añadimos las laminas de ajo y bajamos el fuego para que se vaya haciendo. El tiempo dependerá de como te guste la carne, muy hecha o poco hecha. A abuelagapita y sus nietos, les gusta que al sacar el solomillo entero a la mesa y cortarlo, en rodajas de un grosor generoso, tenga un cierto tono rosado, osea no muy hecho.

Para la salsa:

◦1/2 vaso pequeño de agua (100 ml)

◦75 ml de nata para cocinar

◦4 cucharadas colmadas de mostaza (yo utilicé una con un toque de pimienta pero si empleas otra sin ella ponle tú el toque de pimienta a la salsa)

◦1 cucharadita de miel

◦un chorro de salsa de soja o salsa china

Cómo preparar la salsa:

1.Pon a calentar el 1/2 vasito de agua con la nata.

2.Cuando esté bien caliente pero sin ebullir agrega la mostaza y mezcla bien con una cuchara de madera. Si usas una mostaza sin pimienta, ahora espolvoréale un poco.

3.A continuación incorpora el chorro de salsa de soja y la cucharadita de miel, remueve bien y déjala reducir hasta que espese a fuego bajo durante unos 20 minutos.

solomillo-salsa-mostaza

Plátanos flambeados con nata y canela.

Ingredientes:

4 plátanos

50 gramos de almendras tostadas

1 cucharada de azúcar

1 cucharada de miel

1 cucharada de ron

1/2 limón

1 cucharada de mantequilla

1 cucharada de aceite de oliva

 Preparación:

 Pela los plátanos y córtalos longitudinalmente. Prepara en una sartén la mantequilla, el aceite y fríe los plátanos. Dales un par de vueltas y una vez fritos, disponlos en una fuente.

En la misma sartén vierte el licor y enciéndelo para flambear, cuando veas que se apaga, añádele el zumo de limón y la mezcla resultante de la sartén la viertes sobre los plátanos.

Espolvoréales el azúcar y rocíalos con la miel. Como punto final, distribuye las almendras sobre el postre y ya lo puedes servir.

Añadir la nata y la canela al gusto.

Plátanos flambeados.
Plátanos flambeados.

Mi mejor verso… te amo
mi único lector… tus besos
mi mejor palabra…gracias
mi mejor destino… tus ojos
mi mejor anhelo… juntos.

SAN VALENTÍN PATRONO DE LOS ENAMORADOS

Mártir en Roma a finales del siglo III. Entre el pueblo, el día de San Valentín está considerado como «día de la suerte», sobre todo en Alemania; y en Francia, Bélgica, Inglaterra y especialmente América, como «día de los enamorados», en que éstos se hacen promesas, felicitaciones y regalos. Esta costumbre y aquella supersticiosa idea, obedecen a diversos orígenes folklóricos y también al prestigio popular del Santo como milagrero. — Fiesta: 14 de febrero.

El árbol maravilloso del Cristianismo necesita siempre del riego fertilizante de la sangre de los mártires. Árbol que brotó de las ondas de un manantial divino en la cima del Calvario, sus primeros brotes adquirieron vigor y frescura en las rojas oleadas que alzaron las persecuciones de los primeros siglos de la Iglesia.

En sus tiempos primitivos, como en el siglo XX, en que vivimos, el cristianismo sigue vigorizándose con la sangre de sus héroes. Nunca han faltado ni jamás faltarán en la Iglesia de Cristo estos testigos de fe, que llegan hasta la generosa entrega de la vida.

La mayor parte de noticias que de San Valentín romano han llegado hasta nosotros proceden de unas actas apócrifas; por esta causa se hace difícil conocer con exactitud su vida e incluso distinguir entre los hechos que realmente le pertenecen y los de las vidas de otros varios santos que llevan su mismo nombre y que la iglesia desde muchos siglos venera también como mártires. Reseñaremos los que se le atribuyen unánimemente.

Con todo, lo importante en la historia de San Valentín, como en la vida de cuantos cristianos han sido elevados por la Iglesia al honor de los altares, es que seamos capaces de captar la lección que nos traen y que es, en definitiva, el fin principal que la ha movido a darles culto.

San Valentín es para nosotros una ciertísima lección de vida cristiana, llevada hasta el heroísmo, hasta la más plena identificación con Cristo: el martirio.

Situémonos a finales del siglo III. Es la era de los mártires. Por todo el Imperio romano corre el huracán de la persecución.

Valentín, presbítero romano, residía en la capital del Imperio, reinando Claudio II. Su virtud y sabiduría le habían granjeado la veneración de los cristianos y de los mismos paganos. Por su gran caridad se había hecho merecedor del nombre de padre de los pobres.

No podía ser desconocida de la corte imperial la influencia que ejercía en todos los ambientes romanos, y quiso el mismo emperador conocerlo personalmente. Valentín, en aquella entrevista, no dejaría de interceder en favor de su fe católica y contra el estado de persecución en que a menudo se encontraba sumida la Iglesia.

El soberano, que estaba interesado en granjearse la amistad y la colaboración del inteligente sacerdote cristiano, escuchó con agrado sus razones. Por eso intentó disuadirle del que él creía exagerado fanatismo; a lo que replicó Valentín evangélicamente: «Si conocierais, señor, el don de Dios, y quién es Aquel a quien yo adoro, os tendríais por feliz en reconocer a tan soberano dueño, y abjurando del culto de los falsos dioses adoraríais conmigo al solo Dios verdadero».

Asistieron a la entrevista, un letrado del emperador y Calfurnio, prefecto de la ciudad, quienes protestaron enérgicamente de las atrevidas palabras dirigidas contra los dioses romanos, calificándolas de blasfemas. Temeroso Claudio II de que el prefecto levantara al pueblo y se produjeran tumultos, ordenó que Valentín fuese juzgado con arreglo a las leyes.

Interrogado por Asterio, teniente del prefecto, Valentín continuó haciendo profesión de su fe, afirmando que es Jesucristo «la única luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo».

El juez, que tenía una hija ciega, al oír estas palabras, pretendiendo confundirle, le desafió: «Pues si es cierto que Cristo es la luz verdadera, te ofrezco ocasión de que lo pruebes; devuelve en su nombre la luz a los ojos de mi hija, que desde hace dos años están sumidos en las tinieblas, y entonces yo seré también cristiano».

Valentín hizo llamar a la joven a su presencia, y elevando a Dios su corazón lleno de fe, hizo sobre sus ojos la señal de la cruz, exclamando: «Tú que eres, Señor, la luz verdadera, no se la niegues a ésta tu sierva».

Al pronunciar estas palabras, la muchacha recobró milagrosamente la vista. Asterio y su esposa, conmovidos, se arrojaron a los pies del Santo, pidiéndole el Bautismo, que recibieron, juntamente con todos los suyos, después de instruidos en la fe católica.

El emperador se admiró del prodigio realizado y de la conversión obrada en la familia de Asterio; y aunque deseara salvar de la muerte al presbítero romano, tuvo miedo de aparecer, ante el pueblo, sospechoso de cristianismo. Y San Valentín, después de ser encarcelado, cargado de cadenas, y apaleado con varas nudosas hasta quebrantarle los huesos, unióse íntima y definitivamente con Cristo, a través de la tortura de su degollación.

¿Por qué el folklore se ha venido aliando tan intensamente y en tantos países con la festividad de San Valentín romano? Y reduciendo la cuestión: ¿Por qué se atribuye a San Valentín el patronazgo sobre el amor humano, atribución que es, evidentemente, el origen y la explicación de todas las restantes manifestaciones de la devoción o de la simpatía popular al Santo?

Aparte la posible trasposición de algún hecho, tradición o leyenda, de otros Valentines al mártir de Roma, que explicaría ciertas expansiones, dicha atribución puede ser debida a dos motivos, separadamente considerables o perfectamente conjuntables:

1º Nuestro San Valentín fue martirizado en la Via Flaminia hacia el año 270, seguramente en los inicios de la primavera, cuando en la naturaleza se anticipa el júbilo expectativo de la fecundidad y de la pujanza. En los siglos antiguos y medievales, empiezan a venir a Roma numerosos peregrinos, entrando por la Puerta Flaminia, que se llamó Puerta de San Valentín, porque allí, en recuerdo de su martirio, el Papa Julio I, en el siglo IV, mandó construir en su honor una basílica.

Esos romeros coincidían con los días del aniversario del Santo; y de retorno a sus países, se llevarían de él o de su templo alguna reliquia o memoria. Ahora bien: no es cosa rara en la primitiva Iglesia el empeño de cristianizar fiestas o costumbres de matiz pagano, y en primavera no faltaban en la Roma gentílica festejos dedicados al amor y a sus divinidades. Fácilmente se inclinaría a los fieles a invocar a San Valentín —mártir primaveral— como protector del amor honesto. La invocación brotaría en Roma y sería transportada por los romeros a sus tierras y naciones, principalmente por los que cruzaban la Puerta Flaminia, norte arriba de Europa.

2º motivo: Hemos hecho notar el prestigio de que gozaba el Santo como sacerdote. ¡En cuántas familias sería efectiva su influencia, cuántos enlaces matrimoniales habría bendecido! Positivamente, no faltan noticias biográficas tradicionales que así lo afirman.

En las Catacumbas y en casas de cristianos, no sumarían cantidad exigua los que habían sido asistidos por su presencia presbiteral al unirse, por el Santo Sacramento que los hizo esposos. Es natural que, después de su martirio, se le adjudicase la advocación de Patrón de los hogares y del amor conyugal.

Trábense estas consideraciones, y quedarán perfectamente señalados los orígenes de la devoción típica y del costumbrario en homenaje al Santo.

Lo cierto es que éste se conserva floreciente en los países del Norte europeo y americano.

Cosa curiosa: ya en el siglo XVII, ciertos protestantes lo censuraban como de cuño papista y, al mismo tiempo, pagano. Le reconocía cierto matiz pagano, San Francisco de Sales. Pero, saturado como siempre de buen juicio y de exquisita prudencia, lo que hace él es aconsejar a los jóvenes prometidos que imiten las virtudes de San Valentín. Esto es lo que hay que desear, principalmente; rogando al excelso presbítero mártir que alcance del Señor, a la juventud cristiana que al matrimonio camina, el don del puro amor, santificador de la vida familiar.

27

Anuncios

2 comentarios en “Receta para Enamorados S.Valentín 14

  1. Libro Dieta Andina (2014) 1980 recetas se cocina
    Les presento mi sexto libro DIETA ANDINA, el cual resume la forma de prevenir 20 enfermedades digestivas y respiratorias, desde el punto de vista natural (alimentos y plantas) e integral. En cada enfermedad tratamos de darle una alimentación adecuada y preventiva, con recetas de cocina para el desayuno, almuerzo y cena, aunado a tomar infusiones de yerbas entre comidas, o usar emplastos o compresas, etc, de acuerdo al posible problema de salud. El trabajo resume la experiencia de 10 años de estudios y aplicaciones del funcionamiento de los alimentos a través de las recetas de cocina. Además de los tratamientos naturales con plantas, emplastos, baños, etc. Tratamos de que sea integral.
    Entre las enfermedades están las siguientes: Problemas Digestivos (acidez estomacal, colon irritable, diarrea/ colitis, estreñimiento (constipación, estitiquez), flatulencia (meteorismo, gases), gastritis y/o úlceras estomacales, hemorroides (almorranas, fisura anal)), Problemas Respiratorios (adenoiditis infantil, Alergia nasal( fiebre del Heno, rinitis alérgica), amigdalitis (garganta, dolor, inflamación), asma, bronquitis, faringitis (laringitis), gripe (influenza), sinusitis (rinitis); además Anemia, Apoplejía, Artritis, Diabetes, Gota. Que suman en total 1980 recetas de cocina distribuidas en 20 enfermedades.
    El autor Jorge Valera, Naturista, especializado en alimentación y plantas para prevenir y aliviar malestares de las personas, a través de la webs http://www.jorgevaleranatura.com y http://www.medicinasnaturistas.com (un millón de personas que lo visitan por año) y el Facebook Jorge Valera Naturaleza (600,000 seguidores).

    Entra a este enlace para ver el libro: (jorgevaleranatura.com)http://www.jorgevaleranatura.com/enfermedades/libros_gratis/salud_natural.php?remedios_caseros=dieta-andina-enfemedades-1980-recetas-cocina-salud-natural
    Si deseas una ayuda o alguna información lo puedes hacer a través de esta pagina Medicinas Naturistas, donde hay 245,000 seguidores y muchos posts para varios malestares.
    https://www.facebook.com/pages/Medicinas-Naturistas-CONSULTA-GRATIS/178720292180287

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s