Riojana ilustre: María Teresa León.

María Teresa León Goyri.

María Teresa León.
María Teresa León.

Escritora. Nace el 31 de Octubre de 1.903 en Logroño y muere en Madrid el 13 de Diciembre de 1.988. Hija de don Angel León, Coronel del Ejercito y de doña Oliva Goyri. Su infancia y adolescencia transcurren en Madrid, Barcelona y Burgos. Sobrina de Ramón Menéndez Pidal y María Goyri, la primera mujer en España que obtuvo un doctorado en Filosofía y Letras e impartió clases en la universidad española. María Teresa León estudió en la Institución Libre de Enseñanza y se licenció en Filosofía y Letras.

Certificado de nacimiento en Logroño
Certificado de nacimiento en Logroño.

En 1920, con diecisiete años se casa con Gonzalo de Sebastián y tienen dos hijos Gonzalo y Enrique. En sus años jóvenes publica artículos en el “Diario de Burgos” bajo el seudónimo de la heroína de D’annunzio, Isabel Inghirami, y posteriormente con su propio nombre. Destacando ya por su defensa de la mujer y de la cultura.

En esta etapa de su vida, realiza su primera visita a Argentina en1928 y sigue con su labor intelectual, asistiendo  a  conferencias y publicando  algunos  artículos  donde  se  hace  eco de su personal opinión  de la dictadura española. En 1.929 publica sus primeras dos novelas, Cuentos para soñar y La bella del mal amor. La ruptura matrimonial la devuelve a Madrid, donde empieza a gozar de un cierto prestigio como escritora.
Ya en Madrid, conocerá por esos años al que sería su compañero, Rafael Alberti. Dice el poeta en su “Arboleda Perdida”: “Surgió ante mí, rubia, hermosa, sólida y levantada, como la ola que un mar imprevista me arrojara de un golpe contra el pecho”. Desde ese momento continuarán juntos su trayectoria vital.

En 1932 se casan por lo civil y su unión con Rafael Alberti, marca una nueva etapa de cuarenta años donde ambos escritores comparten proyectos culturales y literarios comunes. Una de las primeras colaboraciones de Alberti para María Teresa León son las ilustraciones para su colección de cuentos Rosa Fría, su tercer libro. La Junta para la Ampliación de Estudios pensiona a María Teresa León para estudiar el movimiento teatral europeo. Comienzan a viajar por Berlín, la Unión Soviética, Dinamarca, Noruega, Bélgica y Holanda. Estos viajes son motivo además para contactar con los llamados escritores revolucionarios. El primer viaje a la Unión Soviética como tema de sus escritos, fue posteriormente ampliado con una docena de artículos, publicados en El Heraldo de Madrid en 1933.

En 1.933 ella y Rafael Alberti fundan la revista “Octubre” que será plataforma de escritores y personas de la cultura en defensa de la cultura.

En 1934 vuelven a la Unión Soviética para asistir al Primer Congreso de Escritores Soviéticos, donde conocerá a M. Gorki, A. Malraux, Piscator y otros. Tras el estallido de la Revolución de Asturias se van a los Estados Unidos, para recaudar fondos para los obreros damnificados.
Vuelta a su país, al poco se producirá la sublevación del 18 de Julio de 1.936 y tras una peripecia que le lleva de Ibiza a Madrid. Fue secretaria de la Alianza de Escritores Antifascistas, y fundó la revista El Mono Azul. Estas experiencias aparecen recogidas en dos de sus novelas, Contra viento y marea y Juego limpio, así como en varios de sus cuentos.

Colabora en la confección del “Romancero de la Guerra Civil” dedicado a García Lorca, uno de los más bellos y heroicos compendios de poesía anónima de nuestra cultura contemporánea.
Participó en la Junta de Defensa y Protección del Tesoro Artístico Nacional, desarrollando una intensa actividad de agitación cultural y literaria en los frentes de batalla, de salvación del patrimonio nacional, cuyos ejemplos más sobresalientes son los del tesoro sacro de Toledo y el traslado de los fondos pictóricos del Museo del Prado a Valencia, junto con los artistas Timoteo Pérez Rubio, Josep Renau, Jaime Ferrán y el mismo Alberti. Igualmente participa en el II Congreso de Escritores Revolucionarios en 1937 celebrado en Madrid y Valencia.

Cuentos para soñar

El trabajo al que, sin duda, María Teresa León dedicó la mayor parte de sus esfuerzos durante la guerra civil fue su actividad teatral. Como Subdirectora del Consejo Central del Teatro y siendo responsable de “El Teatro de Arte y Propaganda” y posteriormente de “Las Guerrillas del Teatro” en el Ejército del Centro puso en marcha diversas empresas teatrales, ya como dramaturga, ya como directora de escena e incluso con colaboraciones esporádicas como actriz: co-directora de Los títeres de Cachiporra de García Lorca y La cacatúa verde de de Arthur Schnitzler; directora de La tragedia optimista del autor ruso Vsevolod Vichnievski y el mayor éxito de esta época de guerra civil, la dirección y participación como actriz en la versión de Numancia , de la que se encargó el propio Alberti. Igualmente dirigió y participó en una obra de Alberti Cantata de los héroes y la fraternidad de los pueblos. Otras de sus aportaciones al mundo del teatro es la fundación de “El Cine, Teatro, Club de la Alianza de los Intelectuales Antifascistas”.

Tras la derrota republicana se exilian a: Oran, Francia, Argentina, Italia. En París viven hasta finales de 1940, trabajando como traductores de la radio francesa Paris-Mondial y como locutores para las emisiones de América Latina. Viven durante 23 en Argentina donde da a luz a Aitana. Son años de intensa producción literaria, con una activa participación en entrevistas para la radio, composición de nuevas novelas, como Juego Limpio y redacción de guiones para el cine.

La llegada de Perón al poder en el gobierno argentino comenzó a dificultar la vida de los exiliados españoles. El matrimonio Alberti iniciaba de esta manera, sus nuevos viajes a Europa y un primer viaje a China, tras el cual escribe en 1958 junto a Rafael Alberti, “Sonríe China”. El regreso definitivo a Europa en 1963 marcó cartoce años de exilio con residencia en Roma. Son estos años en los que María Teresa León perfila el final de Memoria de la melancolía, obra finalizada en 1968, es un sugerente y emocionante relato de los años más activos del siglo XX, los de las décadas de los 20 y los 30, donde María Teresa León, jugó un papel protagonista.

El 27 de abril de 1977 vuelven a España, tras 38 años de exilio, pero María Teresa, arrastra ya una enfermedad hereditaria que le provoca la pérdida completa de memoria. Desde entonces permanece ingresada en un sanatorio de la sierra madrileña, sin memoria ni recuerdos y así fallece el 13 de diciembre de 1988.

Programa

 

El nieto de Abuelagapita, ha colaborado en conciertos, homenajes y conferencias así mismo fue invitado al Festival de Poesía de la Habana por la hija de María Teresa y Rafael Alberti, Aitana Alberti, que conoció la tierra de nacimiento de su madre, gracias a Javier, donde pasó unos días muy agradables conociendo La Rioja. La segunda vez que visitó La Rioja fue en en un concierto homenaje en el centenario del nacimiento de Rafael Alberti con una “Cantata” compuesta por el y adaptada por su hija, “invitación a un viaje sonoro”.

Portada del CD editado para la ocasión.
Portada del CD editado para la ocasión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s