Musaka Abuelagapita. De Camprovín a Atenas.

 

 

Musaka Abuelagapita.
Musaka Abuelagapita.
La musaka (del griego mousakás) es un plato tradicional de los Balcanes y el Medio Oriente hecho a base de berenjenas. La versión griega, que es la más conocida internacionalmente, consiste de capas de carne picada de cordero, berenjena en rebanadas, y tomate, cubierto de una salsa blanca y horneado.
La palabra es de origen árabe y proviene de saqqaʿa, ‘congelar, volverse blanco, pero llegó a los idiomas de Europa Occidental a través del griego.
Lo que desconozco es como llegó esta receta, hace años, a la cocina de Abuelagapita. Yo sospecho que alguna de sus amigas, de las muchas que compartían con ella su cariño por los fogones, se la enseñó a hacer y la musaka paso a ser una receta habitual en nuestra gastronomía casera.

Ingredientes:

Las cantidades van en función de la bandeja de horno que vayamos a utilizar,  yo voy a poner las que utilizo para una bandeja como la de la foto,  aproximadamente para 6 raciones grandes. La bandeja es de 30 x 25 cm.

1 Pierna de cordero de aproximadamente 1,200 kg. que se queda en unos 600 gr. de carne picada.

2 Berenjenas grandes.

4 Tomates grandes.

15 Lonchas de queso tipo emmental o similar (5 por capa).

50 gr. De queso rallado.

1/3  Cebolla

100 ml. De salsa de tomate

2 Ajos

250 ml. De leche

2 Cucharadas de harina.

Aceite, sal, pimienta negra, ajo molido y un poco de vino blanco.

 

Preparación.

Empezaremos con las berenjenas, hay dos formas de prepararlas antes de pasarlas por la sartén. Una es hacerles unos cortes en la piel en forma de cruz, el día anterior, y otra es cortar las rodajas, de unos 6 u 8 mm. y tenerlas en agua con sal 1 hora. Cojemos los tomates y los escaldamos, para poderlos pelar fácilmente, a continuación los cortamos en rodajas y los metemos al horno unos 15 minutos para que se hagan un poco y  suelten todo el agua. Echamos en una sarten aceite virgen extra, suficiente para cubrir la sartén, secamos bien las rodajas de berenjena y las vamos friendo hasta que  estén bien doradas, podemos freirlas con piel o sin ella, en este sentido los cocineros no se ponen de acuerdo yo prefiero hacerlas sin piel. Las retiramos sobre papel de cocina, para que suelten aceite, y las reservamos.

Picamos finamente la cebolla, los ajos y un poco de perejil, dejamos pochar,  y a continuación añadimos la carne de cordero, aliñandola con ajo molido y pimienta, mostaza (en polvo) y sal, agregamos también un chorrito de vino blanco. La receta original lleva canela, para mi gusto le da a todo el plato un sabor “muy peculiar” pues sus variados ingredientes saben al final a lo mismo. Yo no le echo pero si a alguien le gusta lo puede añadir. Cuando la carne de cordero está bien rehogada añadimos el tomate triturado, se termina de hacer y lo reservamos.

Para hacer la bechamel aprovechamos la sartén donde hemos hecho el cordero, con su jugo, añadimos 2 cucharada de harina dejamos que se mezcle bien con el aceite y cuando empiece a tostarse añadimos la leche, poco a poco, subiendo y bajando el fuego, conforme vayamos añadiendo el liquido, removiendo constantemente hasta que consigamos el espesor deseado, lo suficiente para que se pueda extender encima de la bandeja del horno al final.

En la bandeja que vayamos a meter al horno vamos colocando las siguientes capas. La primera de berenjena, la segunda el tomate en rodajas, la tercera el queso en lonchas. La cuarta es la carne extendiendola bien por todos los lados. La quinta es otra de queso. La sexta es tomate y encima más rodajas de berenjena. Para finalizar queso y lo cubrimos todo con la bechamel. Le ponemos el queso rallado y al horno a 180º unos 15 minutos y lista para comer. Hay que tener mucho cuidado al emplatar pues se nos puede deshacer, es mejor esperar un poco o utilizar paletas apropiadas. Y a disfrutar de un plato delicioso y diferente,  muy nutritivo,  lleno de proteínas y completo. Esta receta es tal y como la hacia la Abuela, se puede variar,  incluso quitarle el queso y si se quiere hacer vegetariana, se podría quitar la carne y sustituirla por champiñones o patatas panadera. ....A disfruar.

….A disfrutar.

Si te gusta, cuando la hagas me lo comentas.

 

 

 

Anuncios

10 comentarios en “Musaka Abuelagapita. De Camprovín a Atenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s