Archivo de la etiqueta: Iglesia de Santiago

San Mateo 1960 y pico…

Rememorando

Calle Mayor de Logroño
Calle Mayor de Logroño

Nos encontramos en una calle, con escasos ocho pasos de anchura y estrechas aceras, es fresca en verano y se la ve muy concurrida, se llama Calle Mayor, con cuyo nombre es aún conocida; hacia el año 1.960 y pico, cuando Logroño no había llegado todavía a los 70.000 habitantes. El nombre oficial de dicha calle corresponde al Marques de San Nicolás, uno de los más ilustres alcaldes de los últimos años. Cerca de las murallas del Revellín, que aún se conservan. Cerca se encuentra la Iglesia de Santiago, imponente edificio, que por su aspecto visto desde el Ebro, más parece una solida fortaleza (constituyó  parte de las murallas de Logroño) y que gracias a su torre nos recuerda que es un edificio religioso. Los primeros documentos sobre este templo datan de 1.179 y fue levantado sobre los restos de de una iglesia románica, que fue destruida por un incendio. Está situada al pie del camino de Santiago y cercana a la fuente de Santiago, conocida también como Fuente del Peregrino.

Es una calle señorial que conserva vestigios tradicionales que nos recuerdan la vida gremial, con mansiones de ricos propietarios de antaño y que se ha ajustado a las nuevas necesidades. Por su longitud lleva con propiedad el nombre con que es designada; y todavía conserva antiguas casas con puertas en arco, junto con reformados edificios que hoy en día corresponden a centros oficiales, hoteles, el Centro de la Cultura del Rioja y nuevas construcciones que han conservado sus fachadas.

Una música de trompeta, desafinada, junto con mucho barullo se escucha desde un tercer piso del número 106. Es la troupe de la cabra malabarista que junto con su séquito de gitanos artistas, hacen las delicias de los vecinos, que asomados a las ventanas ven como la cabra hace equilibrios subida a un minúsculo taburete, mientras que unas aceitunadas señoritas van haciendo la recaudación, invitando a los que están asomados a las ventanas, a que contribuyan, con un desparpajo tal, que hacen que todo el mundo se arrasque el bolsillo, algunos a regañadientes y otros halagados con sus carantoñas.

–         ¡Corre, corre Agapita! Cambia las camas y prepara los colchones, que  mañana es el último día de fiesta de San Mateo, que además coincide con Domingo y bajarán los del pueblo.

–         Marcelo, echa los garbanzos a remojo y despluma las gallinas, qué tendremos que darles de comer y luego me subes un garrafón de vino, ¡pero del bueno! Que estos beben mucho y tienen buen morro.

–         Abuela tenemos que sacar las entradas de los toros pues torea “El  Cordobés” y ya sabes que a mis primos les gusta mucho.

–         ¡Joder! Tendremos que echar mano al bolsillo y acompañarlos a la plaza de La Manzanera. A mí el que me gusta es Santiago Martín “el Viti” o Diego Puerta, pero el que va a llenar la plaza es “El Cordobés” ¡vaya payaso! Sale a la plaza a hacer circo je.je.je. el salto de la rana, ¡se creerá que a los taurinos de toda la vida les gusta eso!

–         De verdad querido nieto lo que a mí más me gusta de las fiestas son los Juegos Florales en el Teatro Bretón de los Herreros, con esas mocetas todas con trajes largos, vestidas de blanco, como impolutas vírgenes, con su mantenedor recitando elogios de nuestra madre tierra, las autoridades con sus trajes de gala, algunos repletos de medallas, ganadas no se sabe como, ni donde. y no me lo quiero ni imaginar. Pero lo que más me llama la atención, aparte de las mozas, son unos señores disfrazados de no se qué, con trajes del siglo pasado, una maza en la mano, en la cabeza un gorro con plumas y otros con tambores.  Más tarde me enteré que eran “maceros”; y ¡que decoración! a cada lado del escenario uno de ellos, junto con plantas, flores y la bandera de España, tan señorial,  junto con la de la ciudad de Logroño.

–         ¡tu siempre de altos vuelos! Donde esté el Teatro Argetino, con sus vedettes y cantantes, paice que estamos en la Gran Via de Madrid y además este año en el Moderno actúan Pepe Blanco y Carmen Morey

–         Abuela si subimos al teatrillo nos comemos una salchicha, nos montamos en la chocolatera, tiramos unos tiros a las bolas en” Vila” y al bajar podemos bailar un poco y ver los fuegos en el espolón.

–         ¡Joder Joder! tanto hablar Marcelo  y no hemos echado los garbanzos a remojo, seguro que alguno mañana vendrá en el autobús temprano y querrá bajar al pozo cubillas, a la feria de ganado.

–         ¡Vaya mierda! Con lo mal que huele aquello

–         Lo que más me gusta de los San Mateos por la mañana, son las peñas, el vermú contigo abuela y comprarme un trozo de coco, y por la tarde es una delicia pasear por Logroño,  no ves más que gente rara, todos los años vienen unos Franceses de Dax, que elegantes, parecen que viven mejor que nosotros. Me han dicho también que este año llegan unos americanos, emigrantes riojanos, que los ha recibido el Presidente de La Diputación. Comprar quisquillas al hombre del carrito y ver a los parlanchines en el Espolón puede ser también algo interesante, y por la noche al chamizo.

, –         Jaja por la noche los chamizos  y como vienen  forasteras,  seguro que con alguna me entro al reservado a bailar con los últimos discos de los beatles, esas canciones lentas que tanto les gusta poner ¡ a ver si este año ligo!

–         ¿Cuándo son las Carrozas Abuela?

–         Creo que el Domingo. Te voy a Llevar a “Casa Barbi” a comprarte unos pantalones que los de fiesta ya los tienes rotos y a” Ochoa” a por unos zapatos gorila de invierno, pues seguro vendrán tus tíos de Madrid y quiero que te vean guapo. Así que el domingo te bañas y te mudas.

–         Bueno abuela Agapita me voy a los tinos a por el garrafón y luego preparamos la carne para los garbanzos.

–         No tardes Marcelo que te conozco, seguro que vas donde Tolo ¡adios!

Música del momento para recordar.

Anuncios