Archivo de la etiqueta: Galicia

Mejillones al “ajillo” de Abuelagapita.

 

 

 

Mejillones.
Mejillones.

Si tenemos una gastronomia importante en España esta es la Gallega. Tierra de grandes materias primas, como la carne, verduras y como no sus pescados y mariscos. En uno de mis muchos viajes por esas tierras, en un pequeño restaurante familiar de  O Grove llamado Maruxa me sacaron este plato que me encanto por su sencillez y que me demostró que hay otra forma de preparar los mejillones que hasta ese momento desconocía. Desde entonces suelo sorprender a mis amigos en multitud de ocasiones y siempre con gran éxito. Acompañar el plato con un rico pan, pues seguro que dejan la cazuela limpia.

Ingredientes para 2 personas.

1 Kg. de mejillones.

4 Dientes de ajo.

1 Vaso grande de vino blanco.

Perejil .

Guindillas secas.

Aceite y sal.

Preparación:

Limpiar los mejillones y ponerlos a cocer en una cazuela con tapa, donde añadimos el vaso de vino blanco. Dejamos hervir 5 minutos y retiramos del fuego, conservando la cazuela tapada otros 5 minutos. En una cazuela de barro echamos el aceite, los ajos, cortados en laminas, el perejil picado y unos trozos de guindilla, añadimos una poquita sal. Separamos los mejillones de su cascara y los añadimos removemos un poco  ¡y a disfrutar!. Veréis que ricos son.

Cazuela de Mejillones
Cazuela de Mejillones

Pulpo a la gallega en la casa de “Abuelagapita”

Pulpo a feira, o pulpo a la gallega con patatas o cachelos.

Pulpo fresco.
Pulpo fresco.

A lo largo de mi vida siempre he tenido una gran admiración por Galicia, quizás será por un pequeño periodo de mi vida que pase en esas tierras. Siempre he admirado sus paisajes, sus gentes y sobre todo su gastronomía. Desde hace años en la cocina de Abuelagapita siempre se han cocinado platos típicos gallegos, sobre todo el pulpo, nos gusta de todas las maneras sobre todo el “Pulpo a feira” como se denomina en Gallego. Recuerdo que en cualquier “tasca” de Galicia tenían fuentes con pulpos cocidos y cuando pedías una ración, te lo cortaban con unas tijeras en una tabla, te lo calentaban con el vapor de la cafetera, lo aliñaban y a ¡comer! ¡que rico!.

Es fácil encontrarlo en nuestras pescaderías tanto fresco como congelado. Yo suelo elegir un pulpo fresco de unos dos kilos de peso o más y siempre lo hago con una cama de patatas que las cuezo en la misma olla que el pulpo.

Ingredientes:

Pulpo de unos 2 kg. aproximadamente.

8 Patatas pequeñas o 12 cachelos.

1 Cebolla.

1 cucharada de sal para cocerlo.

Pimentón semipicante, o mezclar picante con dulce.

Sal gorda y aceite virgen extra.

Cocción del pulpo:

Se debe ablandar el pulpo antes de cocinarlo. Esto se consigue congelando el pulpo durante dos días para matar el nervio, ya que al transformarse el agua del propio alimento en hielo, éste ocupa un mayor volumen y hace que se rompan los tejidos y por lo tanto la carne queda más tierna. Si se ha decidido a congelar el pulpo, un día antes de cocinarlo, se descongela en el frigorífico sobre una fuente para que escurran los jugos.

Pulpo cociendo.
Pulpo cociendo.

Poner al fuego una cazuela con agua, una cebolla y las patatas junto con la sal. Cuando rompa a hervir se añade el pulpo. A continuación se sujeta por la cabeza y durante tres veces seguidas, se mete y se saca de la cazuela, antes de soltarlo definitivamente; a esta técnica se le conoce como “asustar el pulpo”.
El tiempo de cocción depende del tamaño de la pieza; así por ejemplo, un pulpo de 2 kilos se cocinará durante cincuenta minutos. La mejor forma de saber si esta ya cocido es cortar la punta de una pata y probarlo. Otra técnica es pasar un palillo redondo por la pata, y si lo atraviesa está blando.
Una vez cocido retiramos del fuego, tapamos la cazuela y se deja reposar unos 15 minutos.

Quitar la piel a las patatas, cortarlas en rodajas en un plato llano, cortar el pulpo con unas tijeras encima de las patatas, añadir sal gorda, espolvorear el pimentón y apañar con un buen aceite. ¡Placer de dioses!.

Pulpo con patatas.
Pulpo con patatas.